domingo, 26 de octubre de 2008


¿DEBE LA ESCUELA REPRODUCIR EL MODELO SOCIAL EXISTENTE O TRANSFORMARLO?

La escuela nos sociabiliza en los valores culturales dominantes de la sociedad. De este modo si los valores dominantes son los de unos pocos privilegiados, que consideran que la sociedad debe estar dividida según la clase social a la que se pertenezca, la escuela nos sociabiliza en relación con esos valores minoritarios pero a su vez dominantes (La cultura de clases afecta fuertemente a la escuela).Lo que deja a algunas clases en desigualdad frente a otras. Y esta persistencia de la influencia de la clase social en el ámbito escolar atribuye a la escuela una función de reproducción de las desigualdades sociales en las sociedades de clases.

El sistema escolar implica la imposición del "arbitrario cultural" de la clase dominante. Con este término Bourdieu pretende subrayar una idea central en su sistema: los contenidos y formas de la cultura escolar no hallan su razón de ser en su supuesta relación con la verdadera naturaleza de las cosas o de los hombres; por el contrario, es su naturaleza de clase, su relación con la clase en el poder, la que convierte en legítimo y objetivo lo que no es sino el arbitrario resultado, en la esfera simbólica, del ejercicio del poder. En esto consiste la violencia simbólica: en la capacidad de imponer y convertir en legítimas significaciones, encubriendo las relaciones de fuerza que se encuentran en su base. Mediante la "acción pedagógica" se despliega la arbitrariedad cultural a través de un proceso cuya carga de violencia simbólica residiría en la inculcación de una forma cultural y una ideología que preserva y reproduce las relaciones de poder entre las clases sociales.

Pienso que el modelo que deja que los de las clases bajas solo puedan aspirar a seguir siendo de la clase baja necesita una revisión. La escuela debe transformar el modelo social existente no reproducirlo ya que la cultura escolar se basa en la igualdad de oportunidades. Y en la actualidad no se esta cumpliendo el propósito por el que fueron creadas las escuelas, por lo menos si nos referimos a las escuelas publicas.

La escuela al inculcar el arbitrario cultural correspondiente al de la clase dominante produce el handicap cultural de los alumnos de las clases populares, conformando a los individuos a su originaria posición social, contribuyendo así a la reproducción social.

En el capitalismo al contrario de lo que ocurría en las formaciones sociales esclavistas y feudales, la reproducción de la fuerza de trabajo se lleva a cabo a través del aparato ideológico de Estado dominante que es la escuela. En ella se aprende escritura, lectura, cálculo, algunas técnicas y otros elementos que se podrán aplicar en el desempeño de los diferentes roles productivos. "Pero, además y paralelamente, al mismo tiempo que estas técnicas y conocimientos, en la escuela se aprenden las "reglas", los usos habituales y correctos, es decir, los convenientes, los que se deben observar según el cargo que está "destinado" a ocupar todo agente de la división del trabajo: normas morales, normas de conciencia cívica y profesional, todo lo cual quiere decir, en una palabra, reglas del respeto a la división técnico-social del trabajo; reglas, en definitiva, del orden establecido por medio de la dominación de clase..."

El papel que la escuela cumple, proporcionando a los miembros de las distintas clases sociales la ideología apropiada, capaz de lograr la interiorización de las relaciones de dominación capitalista por parte de la mayoría, aparece como elemento fundamental en el mantenimiento y reproducción de la dominación de clase.

Por una parte, la escuela tiene que formar ciudadanos capaces de desenvolverse en el Estado democrático liberal, en conformidad con la concepción de los derechos del hombre que le sirve de base; pero, por otra, debe preparar a esos mismos ciudadanos para ocupar un lugar determinado e integrarse en la producción, respetando los derechos de la propiedad en que aquélla se funda. Esta contradicción entre el totalitarismo económico de la propiedad y la democracia política del Estado liberal constituiría la contradicción principal del sistema de enseñanza actual en la sociedad capitalista avanzada.

1 comentario:

azumarina dijo...

Muy bien. Este texto es importante. Lo vemos en clase.